Written by 2:30 pm China Views: 49

China halló una potencial reserva de agua durante misión lunar Chang’e-5

Investigaciones revelan que las muestras de perlas de vidrio recogidas por la misión de la sonda china Chang’e-5, en los suelos de la luna, contienen agua

Científicos chinos han reportado en el sitio Nature Geoscience se trata de un hallazgo potencial que más adelante podría derivar en la utilización de recursos in situ en próximas actividades de exploración lunar y otras misiones espaciales.

Ahora, los estudios detallados muestran que estas perlas de vidrio son probablemente un nuevo depósito de agua en la Luna, que registra la entrada y salida dinámica de agua derivada del viento solar y actúa como amortiguador del ciclo del agua en la superficie lunar.

Numerosas misiones lunares han confirmado la presencia de agua estructural o hielo de agua en la Luna y ya no cabe duda de que la mayor parte de la superficie lunar alberga agua, aunque la cantidad es mucho menor que en la Tierra.

El agua superficial de la Luna muestra ciclos diurnos y pérdidas al espacio, lo que indica que debería existir una capa hidratada o depósito en profundidad en los suelos lunares para mantener la retención, liberación y reposición de agua en la superficie de la Luna.

Sin embargo, estudios anteriores sobre el inventario de agua en granos minerales finos de suelos lunares, aglutinados producidos por impacto, rocas volcánicas y perlas de vidrio piroclásticas no han podido explicar la retención, liberación y reposición de agua en la superficie de la Luna (es decir, el ciclo del agua en la superficie lunar).

Por lo tanto, debe existir un depósito de agua aún no identificado en los suelos lunares que tenga la capacidad de amortiguar el ciclo del agua de la superficie lunar.

Potencia espacial

China ha dado pasos acrecentados en su joven carrera espacial y sus investigaciones ya le hacen ver como una potencia en el área.

El hallazgo de las perlas de vidrio en la luna se realizó a través de un brazo robótico de la sonda Chang’e-5, que logró recolectarles, empaquetarles y enviarles al módulo en el que se encontraban tripulantes de la misión, mientras este sobrevolaba la luna.

Estas contienen vidrios de impacto, pequeños granos de diferentes colores que probablemente se formaron a altas temperaturas tras el choque de meteoritos.

Sen Hu, del laboratorio de física planetaria de la Academia Nacional de Ciencias China (ANC), explica que el contenido de agua en los cristales es de unas 2.000 partes por millón, o de unos 2.000 gramos por cada tonelada de suelo.

“En la Luna los impactos de meteoritos son muy frecuentes y suceden por todo el satélite, con lo que los vidrios están repartidos por toda su geografía, desde el ecuador a las regiones polares”, detalló Sen.

Las muestras chinas son unos 1.000 millones de años más jóvenes que las que recolectaron los astronautas del programa Apolo de Estados Unidos y las misiones robóticas de la Unión Soviética.

Los últimos análisis muestran que estos cristales se han estado formando durante los últimos 2.000 millones de años, y que los picos de producción coinciden con periodos de intenso bombardeo de meteoritos, incluido hace 68 millones años, cuando otro gran meteorito impactó en la Tierra y aniquiló a los dinosaurios.

Con información de Europa Press / El País

(Visited 49 times, 1 visits today)

Last modified: marzo 27, 2023

Close