Written by 10:30 am Ecuador Views: 85

Coca Codo Sinclair | Por Carlos Luis Hernández Bravo

El Gobierno debería blindar la captación de Coca Codo Sinclair para que ningún irresponsable altere sus condiciones hidráulicas.

El Gobierno no oculta su desafecto por la Central Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair. Según el ministro de Energía es una obra que no debió haberse hecho, se hizo muy mal, que en dos años el río se llevará la captación, citando de fuente al Usace (United States Army Corps of Engineers; Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos).

Por eso el Gobierno pidió a Power China –matriz de Sinohydro– que se haga cargo de la operación y mantenimiento de la Central por 25 o 30 años, a cambio de que devuelvan lo que costó el proyecto.

Por suerte, la Fiscalía General del Estado formuló cargos por presuntos sobornos y se cayó el negocio. En la evaluación, olvidaron incluir toda la energía producida por Coca Codo Sinclair (unos 45.000 GWh) cuyo costo es $1.350 millones, o sea la mitad de los 2.700 millones que costó el proyecto.

A ese ritmo, en 7 años más estará pagada la central, ¿conviene entregarla por 30 años a precio de gallina con peste como pretende el Gobierno? Un año atrás, todos estaban satisfechos porque la central había producido en el primer trimestre 1.624 GWh, con estiaje incluido y operando siete de las ocho unidades de generación, pues Sinohydro estaba reparando una de estas, cumpliendo sus obligaciones del contrato (textual). En este año, la central generó un poco más que el anterior (1.720 GWh), pero ahora resulta que no sirve, que las fisuras son irreparables, que deberán construir otra casa de máquinas, etc.

¿Qué o quién hizo cambiar la actitud del Gobierno? Parece que prefieren las centrales térmicas y no las hidráulicas porque del proyecto hidroeléctrico Santiago no han vuelto a decir ni pío.

El problema de las termoeléctricas es que contaminan el ambiente y sus costos de producción son altísimos ($ 0,13 por kWh, o sea 13 centavos de dólar por cada kilovatio–hora), mientras que en las hidroeléctricas la diferencia es abismal ($ 0,03 por kWh). Si al cierre de marzo la producción total de Coca Codo Sinclair fue de 45.000 GWh, por esos $ 0,10 de diferencia nos hemos ahorrado $ 4.500 millones y seguirán más.

¿Dónde está el perjuicio para el Estado? El Gobierno debería blindar la captación de Coca Codo Sinclair para que ningún irresponsable altere sus condiciones hidráulicas con obras de dudosa conveniencia.

Hasta los consultores deberían justificar y garantizar técnicamente que sus diseños son efectivamente necesarios. No aceptan que la erosión se detuvo a la altura del río Malo desde julio de 2021, y eso lo escribí en esa fecha en esta misma sección del Diario.

Deberían caminar aguas arriba del río Malo y ver que hacia ese lado la falda del volcán se mantiene intacta, no existe aporte fluvial que altere las condiciones del río hasta la captación, que su margen izquierda está protegida por un muro de roca natural de unos 6 kilómetros, etc. La Cascada Mágica tiene paisaje deslumbrante, cuidado la destruyen también.

Por Carlos Luis Hernández Bravo, ingeniero civil.

Tomado de Cartas al Director – Diario El Universo

(Visited 85 times, 1 visits today)

Last modified: abril 25, 2023

Close