Written by 11:00 am Noticias Views: 26

Suben salarios de los ejecutivos y bajan los de los trabajadores

Los salarios de los directores ejecutivos aumentaron nueve por ciento en términos reales en 2022, mientras trabajadores de todo el mundo sufrían recortes superiores a tres por ciento, mostró un estudio divulgado por la coalición de lucha contra la pobreza Oxfam.

Amitabh Behar, director ejecutivo interino de Oxfam Internacional, criticó que “mientras los ejecutivos nos dicen que necesitamos mantener los salarios bajos, ellos mismos y sus accionistas se están embolsando cantidades desorbitadas”.

“La mayoría de las personas trabajan más tiempo por menos dinero, y no pueden hacer frente al aumento del costo de la vida”, lamentó el activista indio. “Años de austeridad y ataques a los sindicatos han ensanchado la brecha entre los más ricos y el resto de la población”, agregó.

De acuerdo con el estudio, las y los trabajadores “regalaron” un promedio de seis días trabajados el año pasado, dado que sus salarios no aumentaron de acuerdo con la inflación y cayeron 3,19 %.

Entretanto, los salarios de altos ejecutivos de cuatro países analizados, Estados Unidos, India, Reino Unido y Sudáfrica, aumentaron 16 % sin ajustar por la inflación y nueve por ciento en términos reales.

También en 2022, los accionistas de todo el mundo se repartieron 1,56 billones (millones de millones) de dólares en dividendos, un aumento de 10 % en términos reales ponderados respecto a 2021.

Mil millones de trabajadoras y trabajadores de 50 países sufrieron un recorte salarial medio de 685 dólares en 2022 -una pérdida conjunta de 746 000 millones de dólares en salarios reales-, en comparación con lo que habrían ganado si los salarios se hubieran mantenido al ritmo de la inflación.

En América Latina el estudio mostró el caso de Brasil, donde los salarios reales de las y los trabajadores brasileños en 2022 disminuyeron 6,9 %, lo que equivale a 15 días de trabajo sin remunerar.

Los accionistas brasileños percibieron 34 000 millones de dólares, prácticamente la cantidad que las y los trabajadores perdieron en su salario real

En Estados Unidos y Reino Unido el recorte promedio del salario real fue de 3,2 % (6,7 días de trabajo no remunerado) y de 2,5 % (5 días sin paga), respectivamente.

En India, 150 de los ejecutivos mejor pagados recibieron un promedio de un millón de dólares el año pasado, un aumento real de dos por ciento desde 2021. Un solo ejecutivo indio gana en cuatro horas más que un trabajador medio en todo un año.

En Estados Unidos, 100 de los directores ejecutivos mejor pagados amasaron un promedio de 24 millones de dólares en 2022, un aumento real de 15 % frente a 2021.

Un trabajador medio de ese país tendría que trabajar 413 años para igualar el salario anual de uno de sus directores ejecutivos mejor pagados, y 50 % de las mujeres afroamericanas de Estados Unidos ganan menos de 15 dólares la hora.

En 2022, los 100 directores ejecutivos mejor pagados de Reino Unido amasaron un promedio de cinco millones de dólares, y percibieron un aumento real de 4,4 %, es decir, 140 veces más de lo que percibe un trabajador medio de ese país.

Los dirigentes ejecutivos mejor pagados de Sudáfrica ganaron un promedio de 800 000 dólares en 2022, lo que equivale a 43 veces más que el trabajador medio, y su salario real aumentó 13 % el año pasado.

Las cifras de Oxfam, una alianza de entidades civiles que estudian la pobreza y luchan contra ella, se basan en los datos más recientes publicados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y organismos gubernamentales de estadística.

“El único aumento que han notado los trabajadores ha sido el del trabajo de cuidados no remunerado, con las mujeres asumiendo esta responsabilidad”, afirmó Behar. “Es un trabajo tremendamente duro y valioso, que se realiza gratis tanto en los hogares como en las comunidades”, destacó.

El estudio recordó que, todos los meses, mujeres y niñas del mundo dedican al menos 380 000 millones de horas al trabajo de cuidados no remunerado.

Muchas trabajadoras se ven obligadas a menudo a reducir sus jornadas o abandonar su labor remunerada, precisamente debido a la cantidad de horas que deben dedicar al trabajo de cuidados.

Además, continúan enfrentándose a la discriminación por razones de género y al acoso, todo ello sumado a la diferencia salarial con hombres que realizan trabajos del mismo valor.

Oxfam sostiene que, por contraste con el panorama de remuneraciones que describe, los impuestos sobre ingresos procedentes de dividendos y acciones, que ayudan a financiar servicios públicos como la salud y la educación, siguen menguando, y han pasado de 61 % en 1980 a tan solo 42 % en la actualidad.

“Las y los trabajadores están cansados de ser el chivo expiatorio cada vez que hay una crisis. El pensamiento neoliberal culpa de la inflación a todo el mundo excepto a las grandes empresas que se están beneficiando de la misma”, según Behar.

Los gobiernos “deberían dejar de apoyarse solo en las subidas de tipos de interés y en la austeridad para aplacar la inflación. Con esas medidas es la ciudadanía de a pie la perjudicada, en especial las personas que viven en la pobreza”, dijo Behar.

“En su lugar, debería incrementarse la presión tributaria, especialmente sobre los que más ganan, elevando los tipos marginales máximos hasta por ejemplo 75 % para el uno por ciento más rico, con el objetivo de desincentivar salarios estratosféricos”, dijo el responsable de Oxfam.

Finalmente “es vital actualizar los salarios mínimos con la inflación, y que todas las personas puedan ejercer su derecho a la sindicación, la huelga y la negociación colectiva”, concluyó.

Con información de IPS

(Visited 26 times, 1 visits today)

Last modified: mayo 5, 2023

Close